«Siempre me ha costado escribir novela bucólica»

Jordi Juan Martínez (Valencia, 1966) estudió Comunicación y Derecho. Publicó la novela juvenil De este lado del silencio (Premio Jaén 1994), así como los libros de relatos El francotirador sentimental (Premio Caja España 1995), Un maestro del soborno (Premio Alfonso Grosso 2003) y Mundo bizarro (Premio Alhóndiga 2005). Periodista cultural y dinamizador en talleres de escritura, Jordi ha participado como guionista en numerosas series de ficción televisiva, y en películas como Salvajes (Goya 2002 al mejor guión adaptado). En la actualidad está inmerso en nuevos proyectos televisivos y cinematográficos como guionista. Su novela Ángulo muerto (EDAF, 2015) ganó el XIX premio Novela Negra de Getafe.

-Complete la frase: «Los festivales de novela negra…»
…son legión.

¿Qué libro impregnaría con gasolina para que ardiera bien?
Ninguno. Bueno, quizá el Mein Kampf en caso de glaciación repentina.

-¿Qué le produce vergüenza ajena?
Los informativos de RTVE. Pero la vergüenza siempre es propia, creo. El que la tiene, la pasa.

-¿Qué es para usted una musa?
Como una mesa pero con un agujero en la primera sílaba.

-¿Cuántas novelas acabadas o inacabadas tiene en el cajón?
Un cojón, con perdón.

-¿Cómo fue el momento en que decidió ser escritor?
Insólito. Un alarde de optimismo injustificado.

-¿Cómo valora el creciente papel de las redes sociales a la hora de dar a conocer una novela?
Con una mezcla de pasmo analógico y pereza existencial.

-¿Cree que la tribu literaria se ha aburguesado y vive menos polémicas que hace unas décadas?
Aburguesados estamos pero con la navaja siempre a mano.

La tribu literaria está aburguesada pero con la navaja siempre a mano

-¿Cómo definiría el estado del mercado literario actual?
Homogéneo.

-¿Qué género o géneros no se cree capaz de abordar en una novela?
La novela bucólica siempre me ha costado.

-¿Ha tenido sexo alguna vez gracias a sus novelas? ¿Cómo fue?
Todo el tiempo. Escribo con una sola mano.

-¿Prefiere vender cien mil ejemplares de una novela mediocre o mil de una gran obra alabada por la crítica?
¿A quién quieres más? ¿A mamá o a papá?

-¿Qué es lo más extraño que ha hecho para documentar o preparar una novela?
Hacerme pasar por policía. Ejercer como delincuente. O viceversa.

-¿Considera necesario desnudarse para poder ofrecer al público una buena novela?
Sin duda. Vestido pierdo mucho.

-¿Cree legítimo estimularse con alcohol o drogas para escribir?
Legítimo sí pero poco operativo.

No Comments

Post a Comment

X